¡Sólo hay que esperar a que ahora se convierta en entonces para ver qué felices éramos!

Nos pasamos la vida esperando, esperando al fin de semana, esperando al verano, las vacaciones…Esperando esa ocasión especial para hacernos una sesión de fotos.

¿Y si empezamos a valorar el momento presente y los momentos cotidianos? Tus hijos nunca fueron tan pequeños como hoy. Sabes mejor que nadie que crecen tan rápido!

¿Por que no inmortalizar esos momentos para revivirlos cuando quieras? Además estoy segura de que tienes cientos de fotos de ellos con el móvil, pero en cuántas sales tú? No debemos borrarnos de sus recuerdos, seguro que cuando sean mayores son las fotos que preferirán volver a ver una y otra vez, con sus seres queridos.

Ahora quizás estés pensando en lo inquietos que son tus peques, que no les gusta posar y que no paran. Es normal, son niños! Los hay a quienes les encanta posar y otros simplemente están pensando en jugar. En cualquier caso, estoy acostumbrada a ambos casos y que la situación irá fluyendo, a su ritmo, para que estén a gusto y eso se refleje en las fotografías.

Me gusta realizar las sesiones de forma individualizada según vuestra personalidad y forma de ser. El comienzo de la sesión se inicia en realidad cuando hablamos por primera vez.

En un plazo máximo de 30 días tras la sesión os enviaré un enlace a vuestra galería privada con las mejores fotos de la sesión.

Precios

  •  Diseño previo de la sesión
  • Asesoramiento en todo el proceso
  • Duración aproximada: 1h
  • Acceso a galería privada de las fotografías
  • Descarga en alta resolución, listas para imprimir y compartir
 
PACK XESTA:
267€ (iva incluído)
 
Es necesario efectuar un pago de 67€ en concepto de reserva (por Bizum o transferencia). El importe restante se abonará el día de la sesión.

Testimonios

¡RESERVA TU SESIÓN!

Contáctame, responderé a todas las preguntas y juntas elegiremos la fecha de la sesión.